Estrés en emergencias escolares.

¿Qué es el estrés en emergencias escolares?

Según U.S. Agency for International Development (USAID) los desastres y las emergencias de cualquier índole “son acontecimientos que rompen la vida cotidiana de las personas. Estas situaciones provocan en las personas estados de alteración en su organismo y en sus emociones que, de no ser controlados, pueden desencadenar problemas físicos y/o mentales. A este estado de alteración se le denomina estrés.

¿El estrés es una enfermedad?

El estrés no es una enfermedad pero debe ser atendido de manera pronta y adecuada cuando se llega a presentar. Así se podrá, no sólo prevenir alguna complicación, sino también encausar su potencial en favor de la persona o el grupo.

El estrés, en algunos casos puede ser una fuerza que beneficie a la persona. Niveles de estrés tolerables pueden impulsar a las personas a lograr metas que en circunstancias de “normalidad” no lo lograrían. Es común escuchar a las personas decir: -«nunca corrí tanto como cuando me siguió ese perro»; «Jamás hubiera imaginado saltar el muro, como lo hice el día del incendio».

Los artistas confiesan sentir estrés antes de sus presentaciones en público, al igual que los atletas. En estos casos el estrés es dominado y encausado hacia el logro de las metas que se proponen.

estrés en emergencias escolares

¿Qué es el estrés en emergencias escolares?

Para este contexto de estrés escolar, se definirá estrés como “El estado de alteración del organismo, provocado por diversos agentes, que si no es atendido adecuadamente, puede producir trastornos físicos o psicológicos en las personas”.

.

También esta definición permite llamar la atención de los lectores, en especial al personal docente y administrativo de los centros educativos, respecto a la necesidad e importancia de responder, en forma adecuada, a las causas y a los signos del estrés, asociados a emergencias, así como, a desarrollar esfuerzos en el área preventiva, como medio para evitar o al menos mitigar estados de estrés en los alumnos y porque no, en el mismo personal del centro educativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat